Los celulares, las tablet y los niños

La Universidad Rey Juan Carlos ha realizado un estudio para el Defensor del menor con el objeto de tener información precisa sobre el uso de los teléfonos móviles en la infancia y en la adolescencia y cómo modificado las formas de relación y de comunicación grupal entre los menores. La edad de acceso de a este tipo de dispositivos para el 50 por ciento de los niños está entre los nueve y los diez años y normalmente coincide con algún evento especial.

Los datos son contundentes, ya que el 80 por ciento de los menores de entre 10 y 16 años tienen teléfono móvil y este dispositivo se ha convertido en uno de los principales gadget para los niños que dedican entre una y dos horas diarias a su móvil, mientras que la televisión ha perdido protagonismo frente a teléfonos móviles y videoconsolas.

El teléfono móvil ha aumentado su protagonismo en el ocio y en las relaciones sociales de los menores ya que más del 96 por ciento de los dispositivos tiene juegos y cámara de fotos y más del 80 por ciento cuenta con conexión a Internet, una cifra similar a la que cuenta con cámara de vídeo.

Además, el control paternal sobre el uso que hacen los niños del teléfono móvil se basa en la mayoría de los casos, el 41 por ciento, en el gasto económico que realizan mientras que el control de uso y del gasto lo realizan el 39 por ciento de los progenitores. Sólo el 18 por ciento de los menores asegura que sus padres no controlan su uso del dispositivo móvil.

Ante estas cifras es importante poner el acento  en el cambio de orientación de la Organización Mundial de la Salud, que si bien no afirma de forma taxativa que el uso de los móviles sea peligroso, si ha admitido que podría ser cancerígeno.

De hecho, el Consejo Europeo ha realizado un informe en el que alerta que los móviles y las redes wifi pueden tener efectos perjudiciales para la salud de los niños y de los bebés. En este sentido, desde las instituciones europeas se baraja la posibilidad de prohibir este tipo de tecnologías en los centros escolares de todo el continente, ya que los niños pasan muchas horas en los colegios.

Manuel Portolés, biólogo del Centro de Investigación del Hospital la Fe de Valencia, considera que los menores son más vulnerables a los efectos de las ondas electromagnéticas y cree que hay que proteger a los menores ya que el cerebro infantil está en pleno desarrollo y la división celular se puede ver afectada.

En el mismo sentido se pronuncia la Agencia Europea de Medio Ambiente, que afirma que los indicios sobre las consecuencias negativas de estar expuestos a campos electromagnéticos de este tipo son suficientemente claros como para aplicar medidas preventivas urgentes.

Efectos nocivos

Según el trabajo de Portolés son numerosos los efectos negativos que se detectan en los menores:

  • Fatiga
  • Irritabilidad
  • Alteraciones del sueño
  • Pérdida de memoria
  • Vértigos
  • Problemas de atención

Los datos más alarmantes son los que relacionan directamente la cantidad de teléfonos móviles con la incidencia del cáncer. En este sentido, parece que puede verse afectado el desarrollo cerebral de los menores y aumenta la posibilidad de cáncer sobre todo en la zona auditiva y en el lado en el que se pone el teléfono para hablar.

Teniendo en cuenta estos datos son los padres los que han de determinar el acceso y el uso que los menores pueden hacer de los teléfonos móviles, promoviendo el uso responsable de estos dispositivos.

Aun así, parece que es primordial que se realicen más estudios e investigaciones para determinar la incidencia de las ondas electromagnéticas en niños y adultos, de forma más específica. Entre tanto, expertos como Portolés recomiendan que no se permita el uso continuado de móviles a los menores de 16 años, o que, al menos, se limite su acceso y que se apaguen las redes wi-fi domésticas mientras no se estén utilizando o que, si es posible, se retorne a uso del cable.

Artículo Original:  Teléfonos móviles: ¿peligrosos en la infancia? — Mujerhoy.com 
Imagen usada con permiso – Creative Commons – Original Aqui

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.