Alimentos para tener una piel perfecta

Éstos son los cinco alimentos que debes consumir a menudo para tener una piel perfecta:

Pimiento rojo

Su sabor es muy bueno, tanto crudo como cocinado. Un pimiento rojo contiene más del 100% de tus necesidades diarias de vitamina C. Además, contiene grandes cantidades de fibra y vitamina B6. También es muy rico en carotenoides, que te ayudarán a prevenir las arrugas y elevarán la circulación sanguínea que llega a tu piel, lo que le dará un aspecto más juvenil. La presencia de los carotenoides también explican que los pimientos rojos sean útiles para luchar contra el acné.

Chocolate negro

Es uno de los alimentos que si se comen a diario tienen un impacto muy positivo en la piel. El chocolate negro (70% cacao) es rico en antioxidantes, ácidos grasos y flavanoides. Todos estos componentes ayudan a tener una piel reluciente. Además, los antioxidantes reducen las rojeces de la piel y la protegen contra el daño solar. Por si fuera poco, el cacao relaja las arterias e incrementa la circulación sanguínea. Todo ello contribuye a tener una piel más sana. En las tabletas de chocolate hay que escoger las más puras y evitar ingredientes como la leche y los azúcares añadidos.

Salmón

Es un alimento para luchar contra el estrés, la ansiedad y la depresión, y que aporta la mayoría de las necesidades diarias de vitamina D. Esta vitamina es la responsable de mantener sanos el corazón, los huesos y el cerebro. Además, es un pescado muy rico en ácidos grasos omega 3, excelentes para luchar contra la inflamación, las arrugas y el acné. Su alto contenido de omega 3 ayuda a hidratar la piel desde dentro, y no solo eso tu cuero cabelludo también se hidratará y mantendrás el cabello sano y brillante.

Aceite de coco

Es un muy rico en grasas saturadas de donde proceden casi el 90% de las calorías que aporta. Contiene ácido láurico, un poderoso agente antibacteriano y antiviral que te protegerá del acné y cualquier proceso inflamatorio de la piel. Además, es rico en ácidos grasos esenciales y vitamina E, lo cual es perfecto para mantener la piel suave e hidratada.

Té verde

Para disfrutar de sus beneficios deben beberse tres o más tazas diarias. Este té es un recurso casi inagotable de antioxidantes y casi una fuente única de L-Teanina, una sustancia muy útil para relajar el cuerpo y disminuir el estrés. Cuando el té está muy caliente se liberan unas sustancias llamadas catequinas, que además de tener propiedades antioxidantes y anticancerígenas, son antiinflamatorios naturales. En su conjunto todas estas propiedades son un gran regalo para la piel.
Articulo Original:
Cinco alimentos que debes comer para tener la piel perfecta — Mujerhoy.com —  http://www.mujerhoy.com/salud/dietas/cinco-alimentos-debes-comer-772786032014.html#VzW1GUSYp67udoKR

Foto usada con permiso de: Creative Commons.

¡Salud! Jugos para una vida sana

Encontré este artículo super interesante sobre diferentes jugos que nos ayudan para tener vidas mas saludables. Puedes ver el artículo original aquí.

Tanto en la medicina tradicional como en la natural, los profesionales de salud están de acuerdo en que las frutas y los vegetales traen grandes beneficios para el organismo.

La jugoterapia consiste en consumir los jugos de frutas y verduras para promover la buena salud y prevenir enfermedades.

En los últimos 20 años la jugoterapia ha ganado mucha popularidad, ya que los jugos son fácil de digerir, están llenos de vitaminas y minerales y aportan nutrientes de forma concentrada que alivian varias enfermedades.

En esta sección ofrecemos una variedad de recetas de jugoterapia para varias condiciones de salud.

uvasJugo de uva para la salud cardiovascular
Se ha dicho que el vino tinto es muy bueno para la salud cardiovascular. Para las personas que no toman bebidas alcohólicas, el jugo de uva puede ser una buena alternativa para el vino tinto.

 

ayuno de jugosAyuno a base de jugos naturales
La jugoterapia se ha usado para mejorar la salud desde el siglo 19. Un ayuno a base de jugos naturales ayuda a perder peso, fortalecer el sistema inmune y mejorar la salud de la piel y del organismo en general.

 

jugo naranjaJugoterapia para bajar el colesterol
El colesterol alto aumenta el riesgo de enfermedades del corazón. Una manera muy sabrosa de bajar los niveles de colesterol malo en la sangre es mediante el consumo de jugos naturales. Aquí dejo algunas recetas de jugoterapia para reducir los niveles de lipoproteínas de baja densidad.

jugo tomateDiferentes usos para el jugo de tomate
El jugo de tomate además de ser rico en nutrientes, también sirve para varios remedios caseros. Conozca los muchos usos del jugo de tomate.

 

jugos digestionJugos naturales para mejorar la digestión
Varios jugos naturales que ayudan al sistema digestivo en el proceso de eliminación. Jugoterapia para mejorar la digestión.

 

jugos presionJugos naturales para regular la presión alta
Si usted padece de hipertensión – presión alta – estos jugos pueden serle muy beneficiosos. Cuales jugos son buenos para bajar la presión alta.

 

cranberry10 bebidas contra las infecciones urinarias
En este artículo encontrará información sobre jugos y otras bebidas que ayudan a eliminar las bacterias que causan las infecciones urinarias.

 

jugo manzanaJugos naturales terapéuticos
Los jugos de frutas y verduras han demostrado poseer beneficios para la salud. Estos jugos son ampliamente utilizados en la medicina natural para tratar una serie de dolencias.

 

jugos animoBebidas que mejoran el estado de ánimo
Algunas veces la depresión es causada por una deficiencia de ciertos nutrientes. Aquí encontrará bebidas caseras y jugos naturales para mejorar el estado de ánimo y combatir la depresión.

La nueva Barbie

Nickolay Lamm creó una nueva versión de Barbie con las proporciones de la vida real, y ahora han salido a la venta. La muñeca se llama el Lammily, y su lema es que la media también puede ser bella.

Este es el prototipo original del Lamm.

1

Utilizó las estadísticas de los Centros para el Control de Enfermedades (CDC) para encontrar el tamaño medio de un joven de 19 años de edad. Entonces, creó una imagen en photoshop de una Barbie que encajaría exactamente con esas medidas. El diseño fue rápidamente viral, y Lamm fue inundado con peticiones para comprar la muñeca.

4

3

Esperemos que algún día la discusión sobre la imagen propia de las mujeres no implique como es su apariencia si no que sus logros y cómo se sienten acerca de sí mismas. Por el momento, la muñeca Lammily está, al menos, proporcionando alternativas para los estándares de belleza que son comunicados a niñas pequeñas.

2

 

 

 

o-LAMMILY-facebook

 

 

 

L4

5

10 hábitos de las parejas felices

“¿Qué se necesita para ser feliz en una relación?” es la pregunta que plantea el doctor Mark Goulston, psiquiatra, consultor empresarial, y conferencista internacional, quien propone algunos consejos para mejorar la vida en pareja.

Si bien no existe un secreto mágico para lograrlo, Goulston plantea que su experiencia le ha hecho notar que las parejas más felices suelen tener ciertos hábitos que contribuyen a su bienestar.

1. Van a la cama al mismo tiempo

Según Goulston, las parejas felices suelen resistir a la tentación de ir a acostarse en diferentes momentos. “Van a la cama al mismo tiempo, incluso si uno de los dos se levanta luego para hacer cosas mientras su pareja duerme”, dice, añadiendo que “cuando tocan su piel aún sienten un pequeño hormigueo, a menos que uno o ambos estén tan agotados como para sentirse sexualmente excitados”.

2. Cultivan intereses comunes

Cuando la pasión baja sus niveles, es común que las parejas se den cuenta que tienen pocos intereses en común. Por ello, no hay que restarle importancia a las actividades que pueden desarrollar y disfrutar en conjunto, dice el experto.

“Si los intereses comunes no están presentes, las parejas felices los desarrollan”, señala, recomendando también tener actividades por separado, para que la relación no se vuelva demasiado dependiente.

3. Caminan de la mano o van uno al lado del otro

En lugar de que uno de los dos se vaya quedando atrás porque camina más lento o se detiene a ver algo, Goulston recomienda andar cómodamente al lado de la pareja, y mejor aún si se toman la mano. Si uno quiere parar a observar alguna cosa, es mejor hacerlo juntos, o se pierde el sentido de compañía.

4. Confían y perdonan

En los desacuerdos o discusiones rutinarias que no llegan a resolución, las parejas felices no se desgastan, se perdonan mutuamente y confían el uno en el otro, en lugar de guardar rencor y mantenerse de mala gana en la relación.

5. Se centran más en lo que su pareja hace bien que en lo que hace mal

Si comienzas a buscar cosas malas en tu pareja, siempre encontrarás algo. Si haces lo contrario, es decir, buscas lo bueno, también hallarás cosas. “Todo depende de lo que quieres buscar. Las parejas felices acentúan lo positivo”, dice el experto.

6. Se abrazan al reencontrarse después del trabajo o actividades

“Nuestra piel tiene una memoria de “buenas caricias” (amor), “malas caricias” (abuso) y “sin caricias” (descuido). Las parejas que se saludan con un abrazo mantienen su piel bañada por “buenas caricias”, afirma Mark.

7. Dicen “te amo” y “que tengas un buen día” todas las mañanas

Es una manera de cultivar la paciencia y la tolerancia, pues es una buena forma de empezar un día que depara problemas, dificultades y otras molestias que podrían darse en el trabajo.

8. Dicen “Buenas noches” cada noche, independientemente de cómo se sientan

“Esto le dice a tu pareja que, sin importar lo mal que estás con él o ella, aún quieres estar en la relación. Dice que lo que tú y tu pareja tienen es más grande que cualquier incidente perturbador”, explica el psiquiatra.

9. Llaman o envían un pequeño mensaje a su pareja durante el día

Llamar o enviar un pequeño mensaje preguntando como va el día del otro, es un hábito de las parejas felices, dice Goulston. Ayuda a mantener la complicidad y conexión aún cuando no se ven, y permite estar más en sintonía cuando se ven después del trabajo. Puedes saber si tu pareja está teniendo un día horrible o tuvo un gran logro que pueden compartir cuando se reencuentren.

10. Se sienten orgullosos de estar con su pareja

A las parejas felices les gustan verse juntos y cuando están en público suelen darse la mano, apoyar su mano sobre el hombro, espalda o rodilla del otro, etc. Muestran la conexión que existe entre ellos, a veces sin darse cuenta.

 

Goulston indica que un hábito es un comportamiento discreto que para transformarse en automático, necesita un poco esfuerzo para mantenerlo y cultivarlo. En este sentido, dice que aquellos que tienen problemas de pareja, pueden seleccionar uno de los puntos señalados y llevarlo a cabo. Además, si en un comienzo no funciona, aconseja no desesperarse y simplemente retomarlo.

Imagen Original usada con permiso – http://www.flickr.com/photos/rsmith4321/6720858879
Lee el artículo original haciendo click aquí.

Los celulares, las tablet y los niños

La Universidad Rey Juan Carlos ha realizado un estudio para el Defensor del menor con el objeto de tener información precisa sobre el uso de los teléfonos móviles en la infancia y en la adolescencia y cómo modificado las formas de relación y de comunicación grupal entre los menores. La edad de acceso de a este tipo de dispositivos para el 50 por ciento de los niños está entre los nueve y los diez años y normalmente coincide con algún evento especial.

Los datos son contundentes, ya que el 80 por ciento de los menores de entre 10 y 16 años tienen teléfono móvil y este dispositivo se ha convertido en uno de los principales gadget para los niños que dedican entre una y dos horas diarias a su móvil, mientras que la televisión ha perdido protagonismo frente a teléfonos móviles y videoconsolas.

El teléfono móvil ha aumentado su protagonismo en el ocio y en las relaciones sociales de los menores ya que más del 96 por ciento de los dispositivos tiene juegos y cámara de fotos y más del 80 por ciento cuenta con conexión a Internet, una cifra similar a la que cuenta con cámara de vídeo.

Además, el control paternal sobre el uso que hacen los niños del teléfono móvil se basa en la mayoría de los casos, el 41 por ciento, en el gasto económico que realizan mientras que el control de uso y del gasto lo realizan el 39 por ciento de los progenitores. Sólo el 18 por ciento de los menores asegura que sus padres no controlan su uso del dispositivo móvil.

Ante estas cifras es importante poner el acento  en el cambio de orientación de la Organización Mundial de la Salud, que si bien no afirma de forma taxativa que el uso de los móviles sea peligroso, si ha admitido que podría ser cancerígeno.

De hecho, el Consejo Europeo ha realizado un informe en el que alerta que los móviles y las redes wifi pueden tener efectos perjudiciales para la salud de los niños y de los bebés. En este sentido, desde las instituciones europeas se baraja la posibilidad de prohibir este tipo de tecnologías en los centros escolares de todo el continente, ya que los niños pasan muchas horas en los colegios.

Manuel Portolés, biólogo del Centro de Investigación del Hospital la Fe de Valencia, considera que los menores son más vulnerables a los efectos de las ondas electromagnéticas y cree que hay que proteger a los menores ya que el cerebro infantil está en pleno desarrollo y la división celular se puede ver afectada.

En el mismo sentido se pronuncia la Agencia Europea de Medio Ambiente, que afirma que los indicios sobre las consecuencias negativas de estar expuestos a campos electromagnéticos de este tipo son suficientemente claros como para aplicar medidas preventivas urgentes.

Efectos nocivos

Según el trabajo de Portolés son numerosos los efectos negativos que se detectan en los menores:

  • Fatiga
  • Irritabilidad
  • Alteraciones del sueño
  • Pérdida de memoria
  • Vértigos
  • Problemas de atención

Los datos más alarmantes son los que relacionan directamente la cantidad de teléfonos móviles con la incidencia del cáncer. En este sentido, parece que puede verse afectado el desarrollo cerebral de los menores y aumenta la posibilidad de cáncer sobre todo en la zona auditiva y en el lado en el que se pone el teléfono para hablar.

Teniendo en cuenta estos datos son los padres los que han de determinar el acceso y el uso que los menores pueden hacer de los teléfonos móviles, promoviendo el uso responsable de estos dispositivos.

Aun así, parece que es primordial que se realicen más estudios e investigaciones para determinar la incidencia de las ondas electromagnéticas en niños y adultos, de forma más específica. Entre tanto, expertos como Portolés recomiendan que no se permita el uso continuado de móviles a los menores de 16 años, o que, al menos, se limite su acceso y que se apaguen las redes wi-fi domésticas mientras no se estén utilizando o que, si es posible, se retorne a uso del cable.

Artículo Original:  Teléfonos móviles: ¿peligrosos en la infancia? — Mujerhoy.com 
Imagen usada con permiso – Creative Commons – Original Aqui

Que dolor!

Ocho de cada 10 personas padecerán dolor de espalda a lo largo de su vida por adoptar malos hábitos que dañan su musculatura. ¿Sabes cómo evitarlo? Te lo mostramos situación a situación.

1. De tertulia en la sobremesa, ante una mesita baja 

Una de las mejores formas de pasar la tarde es tomando algo y charlando con los amigos frente a una mesita. Pero esta situación puede generar problemas lumbares al incorporarnos para coger algo de la mesa o forzando la postura durante la conversación.

● El consejo: hay que mantener alineadas la cabeza, la espalda y las vértebras lumbares. “Si estamos mirando a una persona que está sentada junto a nosotros, debemos girarnos desde la cadera, de manera que no sea la columna la que rote. Para ello hay que intentar que la pelvis se coloque lo más en frente posible de esa persona”, advierte Laura Febrel, directora de clínicas Dinamia Fisioterapia.

2. En el transporte público, de camino a la oficina

Muchas veces, un autobús, el tren o incluso un avión es el medio escogido para desplazarnos. Pero incluso en estas ocasiones hay que tener en cuenta que una mala postura puede convertir la jornada laboral o un viaje de vacaciones en una tortura.

● El consejo: debemos mantener alineados los tres puntos básicos de nuestra zona posterior. Lo ideal es que nuestras piernas tengan el suficiente espacio para mantener una flexión de rodillas de 900 sin que toquen el asiento de delante. “Es muy recomendable que los antebrazos estén apoyados en los apoyabrazos, porque esto quitará tensión a los músculos suspensorios, sobre todo a los trapecios”, añade Laura Febrel.

3. Trabajando con el ordenador en casa

En los últimos años se ha popularizado el uso de tabletas y portátiles. “Lo deseable sería no utilizar estos aparatos si estamos tumbados o sentados en un sofá, porque este tipo de asiento nos obliga a adoptar una postura antinatural para leer”, explica María Rosario Urbez, jefa en funciones del Hospital Clínico San Carlos de Madrid.

● El consejo: si vamos a trabajar en casa deberíamos contar con una silla regulable y una mesa de 70 cm de altura y colocar la pantalla de ordenador frente a los ojos. Lo fundamental en estos casos es proteger el cuello. Para ello, sitúa tu teclado de tal forma que no tengas que inclinarte para escribir. “Una forma de fortalecer la espalda mientras usamos el ordenador es alternar el uso de la silla con el de un balón de Pilates”, sugiere Laura Febrel. Y añade: “Este asiento activa la musculatura profunda de la espalda, ya que debe equilibrar el tronco”.

4. Sentada en el sofá, al final de una larga jornada

Uno de los momentos del día es llegar del trabajo, dejar las llaves en la mesita de la entrada y sentarnos unos minutos en el sofá para relajarnos. Pero esa aparente paz se convertirá en tensión si no logramos ponernos con la postura adecuada para que todo nuestro organismo, desde la cabeza hasta los pies, se destense.

● El consejo: para que la postura sea relajada, es importante que el respaldo del sofá llegue hasta nuestro cuello. Debemos mantener alineadas cabeza, espalda y lumbares. “Para conseguirlo es necesario tener un apoyo curvo en la zona lumbar, mantener cierta tensión en la zona de las escápulas para no irnos hacia adelante en forma de “C” y colocar el cuello apoyado en el respaldo, de manera que quede en una posición neutra, es decir, ni flexionado ni extendido”, explica Febrel. Por su parte, los pies deben descansar en el suelo, de manera que las rodillas queden a la misma altura de las caderas o ligeramente por encima. Si es necesario, puedes conseguir esta fl exión con la ayuda de un reposapiés.

5. Relajada ante el televisor, viendo una película 

Los españoles  pasamos una media de cuatro horas diarias frente al televisor, una cifra que está aumentando y que también revela un detalle que conviene no pasar por alto: dado que los niños entran dentro de estas cifras, ellos tampoco se libran de padecer problemas en la espalda. Y eso puede tener consecuencias importantes para el futuro.

● El consejo: la postura más adecuada es parecida a la que adoptamos cuando nos relajamos en el sofá, pero hay que tener en cuenta que el televisor debe estar a la altura de nuestros ojos para mantener una buena posición. Sitúa la columna erguida y siéntate justo frente al aparato para evitar rotaciones de columna. Si es necesario, gira el televisor o álzalo para alinearlo con tus ojos. “Una regla de oro debe ser tener nuestro cuerpo en armonía, formando con nuestras extremidades ángulos rectos”, destaca María Rosario Urbez.

6. Concentrada, con un libro en las manos 

Pocos placeres hay tan edificantes como leer un buen libro en una tarde lluviosa de invierno. Lo que sucede es que la lectura, tan sana para nuestra mente, puede llevar aparejada un daño importante para el resto del cuerpo porque la realidad es que muchas veces no sabemos cómo ponernos para leer cómodamente.

● El consejo: la mejor posición es sentado, porque si nos tumbamos e intentamos leer al mismo tiempo irremediablemente tenderemos a forzar nuestro cuello. Lo ideal es utilizar una silla con apoyabrazos y el asiento duro, manteniendo la correcta colocación de cabeza, espalda y lumbares. Es importante tener los antebrazos apoyados para no mantener en excesiva activación los trapecios, que son unos músculos suspensorios que trabajan cuando sostenemos algo en vilo. Hay que colocar el libro lo más lejos posible de la vista para que el cuello no mantenga una flexión excesiva. Otra excelente alternativa es sentarse en el suelo con la espalda apoyada contra la pared. En este caso, rodearse de cojines (también bajo los muslos) pueden ser de gran utilidad.

7. Conduciendo… y sufriendo la tensión de los atascos

Cuando elegimos un coche, pocas veces atendemos a la comodidad de los asientos, pero es importante para nuestra salud corporal.

● El consejo: la colocación del asiento debe ser la correcta, de manera que no tengamos que estirar del todo nuestras piernas para llegar a los pedales. Y si tu altura te lo permite, no pongas el volante demasiado cerca del tronco. Y recuerda mantener la parte posterior de la cabeza apoyada en el reposacabezas. Si estás en un atasco, aprovecha para realizar estiramientos.

8. En la oficina, en nuestra mesa de trabajo 

Si al levantarte tu espalda no te responde, cuidado, has pasado demasiado tiempo en una mala postura.

● El consejo: la silla de trabajo debe permitir que los pies lleguen a tocar el suelo con una flexión de rodillas de 900. Las rodillas deben estar a la misma altura que las caderas, y la zona lumbar, apoyada en respaldo curvo. Hay que mantener cierta tensión en la zona dorsal, que también debe estar apoyada, para mantener la espalda recta. Y no olvides levantarte cada tres cuartos de hora y andar un par de minutos

9. Tumbada en la cama, a punto de conciliar el sueño 

Pasamos un tercio de nuestras vidas durmiendo, pero ¿lo hacemos en la mejor posición?

● El consejo: las posturas más correctas son boca arriba o de lado. En este último caso, la almohada debe ser más alta. “Es aconsejable colocar otra entre las piernas y, en caso de tener problemas en los hombros, debe ser alargada para poner el brazo que se nos queda arriba sobre ella. De esta manera lo mantenemos en una posición más neutra, impidiendo que el hombro caiga demasiado hacia delante”, sugiere Febrel.

10. Disfrutando de un paseo diario 

“Una de las principañes causas de nuestros problemas está en la vida sedentaria, pero andando también podemos castigar esa zona del cuerpo”, advierte María Rosario Urbez.

● El consejo: lo más importante al andar es evitar una flexión dorsal que conlleva una compensación en extensión en la zona cervical para poder mirar al horizonte. No andes “con chepa”, sino erguido, como si fueras a crecer. Y usa el calzado adecuado: zapatos con 2 cm de tacón o cuña posterior.

El Abc de la protección

– Los peores hábitos: el más relevante es el sedentarismo. Otros son el mantenimiento de posturas poco adecuadas, el sobrepeso, el tabaquismo y el estrés.

– Se puede prevenir: en la mayoría de los casos, sí. Nuestro aliado es el movimiento. Es fundamental tener fuerza en los músculos, sobre todo en la musculatura estabilizadora de la columna. También ayuda llevar una dieta equilibrada que evite el sobrepeso y asegure nutrientes como el hierro, cuyo déficit predispone al dolor muscular.

– Problemas asociados: algunas dolencias que pueden surgir a raíz de un dolor de espalda. Por ejemplo, tener problemas en las cervicales puede ocasionarnos pérdida de fuerza en las manos, cefaleas, mareos u hormigueos.

– Escoger la mejor silla: si vamos a pasar muchas horas sentados, elegir bien nos ahorrará problemas.

● El respaldo debe permitir el apoyo de la columna hasta la zona dorsal alta y debe estar inclinado ligeramente hacia atrás.

● Un asiento corto provocará un mal apoyo y si está alto, impedirá la circulación. Pon un reposapiés.

● Sitúa los reposabrazos a la altura de la mesa, de forma que puedas colocar los hombros en posición neutra. El objetivo es el equilibrio. Si la postura es irregular, repercutirá en las articulaciones.

Haz click aquí para ver el artículo original en Mujerhoy.com
Imagen utilizada con permiso – Creative Commons. Original Aquí.

30… no son tantos no?

Quiero celebrar mis 30 años con 30 cosas que he aprendido a lo largo de mi vida. Aquí están, en ningún orden en particular.

  1. La vida sin amor no es vida.
  2. Las cosas que más trabajo nos cuesta lograr suelen ser las que nos hacen más orgullosos.
  3. El remedio para la depresión es enfocarse en la realidad y contar nuestras bendiciones.
  4. Una gran parte de la vida tiene que ver con la perspectiva que decidimos tener sobre las cosas que nos pasan.
  5. Cristo sigue siendo la única respuesta para el vacío en el corazón del hombre.
  6. La gracia de Dios sobrepasa todo entendimiento.
  7. La ley de Murphy es cierta.
  8. Ser desagradecido es una de las peores cosas que se puede ser.
  9. Con el pasar de los años uno aprende a valorar la raíces cada vez mas.
  10. Cuanto más entendemos la gracia de Dios para nosotros, menos juzgamos a los demás.
  11. Los gustos hay que dárselos en vida.
  12. Vivir para darse esos gustos resulta en una vida vacía, mientras que vivir para darle gustos a los demás nos llena de felicidad.
  13. Algunas de las personas más felices en el mundo son los que menos tienen y los que menos planifican.
  14. Hay que tomar tiempo para hacer una pausa y admirar la belleza en las cosas simples de la vida.
  15. La familia viene primero, todo lo demás después.
  16. Muchas veces la persona más sabia en el grupo es el que menos habla.
  17. Hay mucha gente sufriendo en este mundo que necesita escuchar el amor de Cristo.
  18. Hay dos lados de la cruz de Jesús, uno es el que perdona a los pecadores, el otro es el que pide perdón a los oprimidos por la injusticia presente en este mundo.
  19. No hay nada como ser Argentino.
  20. Pocas cosas tienen más valor que el conocimiento del mundo – el viajar y conocer nuevas culturas, y tomarse el tiempo para adquirir “mundo.”
  21. La alabanza es mucho más que una canción el domingo a la mañana.
  22. Mi identidad y valor se encuentran en Cristo.
  23. El dinero realmente no hace la felicidad.
  24. Mucha gente que cree ser pobre no lo es.
  25. La iglesia que hemos construido no es la que Jesús quería.
  26. La gracia de Dios es tan grande que el nos usa a pesar de nuestros defectos y pecados.
  27. El dolor por los seres queridos que rechazan a Cristo nunca desaparece.
  28. Tenemos poco tiempo en este mundo.
  29. El amor por los hijos es inexplicable.
  30. ¡30 años no son nada!
Imagen Original usada con permiso de Creative Commons.

35 COSAS QUE LAMENTARÁS CUANDO SEAS VIEJO

Tarde o temprano vendrán los tiempos cuando no puedas hacer muchas cosas. Cuando algunas otras se volverán obsoletas o imposibles de realizar. Pero siempre habrá que recordar que mientras seas joven, la vida debe adquirir un sentido, unpropósito. Y para llegar a ello se necesita ser proactivo, para no lamentar cosas que no hiciste o dejaste de hacer. Siempre se puede ser mejor. Aquí una lista de las cosas que probablemente lamentarás cuando seas más grande:

1. No haber viajado cuando tuviste la oportunidad. Viajar es cada vez más difícil a medida que envejeces, pues tener una familia de 3 o más personas resulta más complicado que sostenerte a ti solo.

775_4157614

2. No haber aprendido otro lenguaje. Te arrepentirás cuando recuerdes que pasaste más de 4 años aprendiendo inglés en la escuela y no recuerdas nada.

3. Permanecer en una mala relación. Recuerda que “si decides estar en una relación infeliz, has decidido ser infeliz”. Créeme, nadie que haya salido de una mala relación en el pasado, ha volteado sin decir que hubieran deseado salirse antes.

4. Olvidar ponerte bloqueador solar. Arrugas, lunares, cáncer de piel son algunos de los padecimientos que pueden ser evitados si te cuidas.

5. Perderte la oportunidad de ir a conciertos de tus cantantes favoritos. “Nah!, ni me preocupo, al fin que Amy Winehouse volverá a venir a México el año que viene” Oooops!

6. Tener miedo a hacer cosas. Siempre que mires al pasado te dirás: “¿Por qué le tenía tanto miedo a eso?

7. No poner “hacer ejercicio” como una prioridad. Muchísimas personas alcanzarán la plenitud física de su vida acostados en un sillón. Cuando llegues a los 40, 50 y más, lamentarás haberte quedado sin hacer nada en lugar de haberte cuidado un poquito.

8. Dejarte definir por roles de género. No hay nada más triste que escucharte decir: “es que en ese entonces esas cosas no se hacías así”. Atrévete a cambiar los paradigmas.

9. No renunciar al trabajo que odias. Ok, entendemos que hay que pagar los recibos, pero si no tienes un plan para mejorar, podrías despertar 40 años después viviendo en un infierno laboral.

379_2866283

10. No haberte esforzado más en la escuela. No es que las calificaciones te hagan más valioso, pero algún día por alguna circunstancia te dirás que habrías deseado poner más atención en clase.

11. No darte cuenta lo guapo/guapa que eres. Muchos de nosotros pasamos mucho tiempo lamentándonos por no ser tan guapos y gastamos fortunas en mejorar algo que no nos parece. En realidad, somos bellos todo el tiempo.

12. Tener miedo de decir “TE AMO”. Cuando seas grande, verás que aunque tu amor no fue correspondido, siempre habrás querido expresar tus sentimientos.

13. No escuchar los consejos de tus padres. Lo sabemos, cuando eres joven no los quieres ni escuchar, pero créenos, cuando crezcas, desearás tan siquiera poder escuchar su voz, más aún un consejo. Y lo mejor es que todo lo que te dijeron era cierto.

609_3515377

14. Darle mucha importancia a lo que la gente piensa de ti. Te lo juro que en 20 años ni te acordarás de lo que aquella gente decía sobre ti y que tanto te importaba.

15. Apoyar el sueño de otras personas por encima de los tuyos. Si, ayudar a otros es bueno, siempre y cuando te des también el tiempo y espacio para brillar por ti mismo/a y realizar tus propios sueños.

16. Guardar rencor o resentimiento por alguien. Eso significa dejar que alguien viva en tu cabeza sin pagar renta. No vale la pena. ¿Cuál es el punto de recordar y recordar el daño que te han hecho? Déjalo ir.

17. No defenderte. La gente grande no deja que nadie les haga algo que no quieren, tu tampoco deberías.

18. No haber hecho una actividad como voluntario. Créeme, ayudar a alguien voluntariamente a hacer su vida más placentera, es algo que jamás lamentarás. Se siente increíble.

19. No cuidar tus dientes. Cepíllate, usa hilo dental, consulta a tu dentista regularmente. Cuando seas grande y te falten 3, 4 o más dientes, habrás deseado cuidarlos más.

20. No preguntarles cosas de la vida a tus abuelos antes de perderlos. Ellos ya han pasado por donde tú vas caminando y son una fuente inmensa de sabiduría. No pierdas la oportunidad de quererlos antes de que se vayan.

21. Trabajar en demasía. Nadie que vaya a morir ha deseado haber trabajado más o haber pasado más tiempo en la oficina. Por el contrario, desearon haber pasado más tiempo con su familia, amigos, pasatiempos.

22. No saber cocinar por lo menos un platillo que te guste. Siempre serás recordado por hacer “Huevos a la Hernández” o “Enchiladas de Susana” o “Pollo a la Elena”. Aprende a cocinar, tú mismo te lo agradecerás.

430_4404062

23. No detenerte para apreciar el momento. Sí, lo sabemos, los jóvenes siempre son muy activos, pero detenerte y admirar a tu alrededor es algo bueno, hazlo.

24. No terminar lo que empiezas. “Me molesta mucho cuando las personas no terminan correctamente los enuncia…”

25. Dejar definirte a ti mismo por expectativas culturales. Nunca dejes que te digan: “nosotros no hacemos eso”.

26. No dejar a tus amigos que hagan su propia vida. Las amistades crecen por separado. Cada quien tiene su vida y debe hacer lo que considere mejor para ellos. No dejarlos realizarse es causa de problemas y tristeza. No quieres eso.

27. No jugar más con tus hijos. Cuando seas más grande, verás cómo tu hijo pasó de “Papi porfa vamos a jugar” al “Vete de mi cuarto papá”.

43_2523315

28. No tomar riesgos, especialmente en el amor. Saber que te atreviste a declarar tu amor a alguien, incluso si fue el más grande fiasco de tu vida, será bien visto por ti mismo cuando eres viejo. Aplica para las cosas de la vida cotidiana. Al final lo recordarás con una risa.

29. No darte el tiempo para hacer contactos. Siempre los vas a necesitar, siempre. Así que mejor comienza a hacerlos.

30. Preocuparte demasiado por todo. Si las cosas tienen solución ¿para qué te preocupas?, y si no tienen solución, ¿para qué te preocupas?

31. Hacer más drama del necesario. ¿Para qué? Nadie lo necesita. ¡Relax man!

 Angry woman screaming

32. No pasar más tiempo con tus seres queridos. El tiempo que pasamos con las personas que amamos es limitado y pronto se acabará. Hazlo valer y aprovéchalo al máximo.

33. Nunca haber cantado o hablado frente a una audiencia. Sí, es muy difícil, suena descabellado. Pero atreverte te dará un boost de autoestima increíble. Tú puedes hacerlo, aunque creas lo contrario. Te llevarás una grata sorpresa.

34. No haber hecho el amor más veces con tu pareja. El sexo es el acto supremo de felicidad y éxtasis. Más cuando se hace con la pareja que amas. Desafortunadamente tiene una fecha de expiración. Lamentarás no haberlo hecho más seguido.

35. No haber sido agradecido a tiempo. Es difícil verlo al inicio, pero eventualmente es más claro que cada momento en este mundo, desde el más mundano hasta el más increíble, es un regalo que se nos ha dado y somos increíblemente suertudos de haberlo recibido.

¿Qué te pareció? Si te ha gustado no olvides compartirlo. Nos encantaría que este post llegara a todos tus seres queridos.

Artículo Original