Brian McIntyreBrian McIntyre contrajó un virus extraño a la edad de 15 años cuando comenzó a trabajar para el periódico de una ciudad pequeña en el centro de Illinois. Era un virus muy contagioso y en realidad tenía solamente un síntoma – una pasión ardiente por utilizar medios de comunicación para compartir el amor de Cristo. Este virus llevó a Brian a infectar a otros para crear ministerios de radio, televisión e Internet en español y portugués como misionero en Suramérica por siete años. Brian volvió a los Estados Unidos con su familia en el 2008 y desde entonces continúa sirviendo en Transmisiones de Misión Mundial como el coordinador global. Brian ha estado casado con su esposa Lynne desde 1991 y ellos tienen dos hijos: Jacob y Michael. A Brian le apasiona vivir de forma sana. También es apasionado por la adopción, habiendo adoptado a su hijo más pequeño, Michael.